DIA MUNDIAL DE LAS PERSONAS REFUGIADAS

20 DE JUNIO

DIA MUNDIAL DE LAS PERSONAS REFUGIADAS

COMUNICADO

Ante el estado de las personas refugiadas en Guatemala, la Pastoral de Movilidad Humana de la Comisión Episcopal de Justicia y Solidaridad de la Conferencia Episcopal de Guatemala manifiesta su preocupación frente a las siguientes situaciones:

A pesar de haber entrado en vigencia el nuevo Código de Migración (Decreto 44-2016) en el mes de Abril del 2017,  que pedía en un plazo de 6 a 12 meses se conformara la Autoridad Migratoria, se emitiera un Plan de Transición, y se elaboraran los reglamentos, hasta este momento no se cuenta con ello.

La Ausencia de la transición esperada, la lentitud para conformar la Autoridad Migratoria y emitir los Reglamentos (entre ellos el Reglamento para personas Refugiadas) han venido en detrimento de respuestas prontas y eficaces a personas refugiadas solicitantes y ya reconocidas.Al no estar conformada la Autoridad Migratoria, al no tener el reglamento para refugiados, al no reunirse la Comisión Nacional de Refugiados CONARE para dar resoluciones a solicitantes, se agrava y se siguen violentando los derechos de las personas refugiadas en Guatemala.

Si lo anterior estuviera resuelto y se pusiera en práctica lo estipulado en el Código, las personas refugiadas estuvieran gozando del Documento Personal de Identidad Especial, del permiso de trabajo, y del acceso a otros beneficios económicos, salud y educación.

Nos preocupa que en algunos casos se violente el derecho al acceso de la solicitud de asilo, que se realicen precalificaciones y hasta negaciones al acceso del procedimiento por parte de delegados y personal de la Oficina de Relaciones Migratorias Internacionales – ORMI.

Pedimos que se de cumplimiento a los marcos legales internacionales, a los protocolos y a declaraciones regionales para dar acceso al territorio, para no devolver, para no discriminar, para no sancionar por entrada irregular y hacer los esfuerzos para implementar programas de integración para las personas refugiadas.

Pedimos que se incluya a las Organizaciones Civiles, expertas en el tema, en los procesos de elaboración de los Reglamentos.

Pedimos que se haga el mayor esfuerzo para incluir a las personas refugiadas en proyectos nacionales de apoyo social. Para ello, Instamos al Ministerio del Trabajo, al Ministerio de Desarrollo y a la Secretaria de Obras Sociales de la Esposa del Presidente.

Por otro lado, pedimos a la universidad pública eliminar la cuota de extranjero a personas refugiadas o por lo menos cobrar la cuota de los nacionales.

Las Personas Refugiadas quieren trabajar, estudiar y vivir dignamente.

Pastoral de Movilidad Humana

Comisión Episcopal de Justicia y Solidaridad

Conferencia Episcopal de Guatemala

DOCUMENTO EN PDF: COMUNICADO 20 JUNIO 2018

Publicado en Opinion y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.