ENCUENTRO DE LA RED ECLESIAL REGIONAL SOBRE MIGRACIÓN, REFUGIO Y TRATA DE PERSONAS

Se reconoce que en el Norte de Centroamérica, se han liderado esfuerzos importantes de los cuales la Red Eclesial Regional ha participado y aportado de manera significante en varios procesos; entre ellos: procesos de consultas nacionales y regionales en el marco de Cartagena + 30, que derivaron en la Declaración y Plan de Acción Brasil; Reuniones en el marco de NN UU que derivó en la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes , en septiembre de 2016, que dará lugar a un Pacto Global sobre refugiados a finales de 2018, que reafirman el compromiso de los Estados con el sistema de protección internacional y regional de refugiados, ratificando su compromiso de proteger a las personas en movimiento y comprometiéndose a apoyar a los países de origen para abordar las causas subyacentes del desplazamiento.

Desde la Declaración de Nueva York para las Personas Migrantes y Refugiadas, la Red Eclesial Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de personas –CLAMOR- del Consejo Episcopal Latinoamericano -CELAM- ha sumado y aportado desde su experiencia a las consultas regionales, valorando de esta manera, la voluntad política de los dirigentes mundiales para salvar vidas de personas migrantes y refugiadas, proteger sus derechos y compartir responsabilidades.

La Declaración de Nueva York hace un llamado para la elaboración de un Marco de Respuesta Integral para los Refugiados (CRRF, por sus siglas en inglés). El CRRF tiene como objetivo movilizar desde el principio a una amplia gama de actores relevantes, incluyendo a los Estados, las organizaciones nacionales y regionales, al sistema de Naciones Unidas, las instituciones financieras internacionales y regionales, al sector privado, la sociedad civil, Iglesia y las poblaciones afectadas.

En nuestra región, durante 2017, Belice, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México y Panamá expresaron ante el Alto Comisionado para los Refugiados su intención de trabajar en una aplicación regional, práctica y detallada del CRRF, a través de la adopción e implementación de un “Marco Integral Regional de Protección y Soluciones(CRPSF o MIRPS)”.

El MIRPS fue acordado en octubre de 2017 durante la Conferencia Regional en San Pedro Sula y mediante la adopción de la Declaración de San Pedro Sula, proceso del cual la Red Eclesial Regional fue invitada a ser parte para proponer y sumar desde su experiencia. Los Estados a su vez, se comprometieron específicamente con la implementación completa de sus respectivos capítulos nacionales que identifican una serie de acciones específicas y ejecutables dentro de los cuatro pilares de la CRRF en el período 2018 a 2020 y para fortalecer la cooperación regional.

En este marco del MIRPS la Red Eclesial Regional como parte, actor clave y relevante que opera en el marco de red regional, presentó propuestas operativas en materia de protección y atención de personas refugiadas, solicitantes de asilo, desplazadas internas, deportadas con necesidades de protección, así como otras poblaciones afectadas con una cobertura regional y para ser implementadas en países de origen, tránsito, destino y de retorno.

Este enfoque colectivo e integral que se ha ido motivando en la región para la gobernanza de los desplazamientos de personas refugiadas, ha incluido la participación de varios actores y enfoques, entre ellos, el nuestro. Nos incluye a todos: comunidades de fe, organizaciones de sociedad civil, Estados, academia, cooperación internacional y sector privado. Este enfoque de la sociedad en conjunto ha de contribuir a cambiar percepciones equivocadas, políticas anti protección, racismo y prácticas que van en detrimento de la acogida, protección, promoción e integración de las personas refugiadas.

Hemos reflexionado acerca de “compartir la carga”. Idea que genera ruido a los querespondemos al clamor de las personas refugiadas desde nuestra fe. Nos oponemos a mirar a las personas refugiadas como meros números, estadísticas o como una carga.

Desde esa perspectiva de fraternidad universal no podemos quedar inertes e indiferentes. La coordinación e integración de esfuerzos a nivel regional ha de ser el enfoque que nos anime a buscar y seguir construyendo respuestas integrales, regionales y duraderas, desde el mandato de SS Francisco que nos ofrece un instrumento para la incidencia a través de su mensaje para la 104 jornada mundial de los migrantes y refugiados; 20 puntos de acción pastoral para responder a los Refugiados y Migrantes; y 20 puntos de acción para los pactos globales, contenidos enel documento “Hacia los Pactos Globales sobre Migrantes y Refugiados”; respondiendode esa manera a lo instruido y requerido por SS.

Dicho lo anterior, la Red Eclesial Regional, motivada por esa integración y coordinación para la acogida, protección, promoción e integración de las personas migrantes y Refugiadas, se propuso realizar el II Encuentro de la Red Eclesial Regional sobre Migración, Refugio y Trata de Personas, con la participación de los Obispos Responsables de Movilidad Humana; Obispos de Diócesis fronterizas (Guatemala); Secretarios ejecutivos de las Pastorales de Movilidad Humana; párrocos fronterizos y laicos/as involucrados y comprometidos con las personas migrantes y refugiadas, de los países de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y México.

Objetivos del Encuentro

  •   Reflexionar alrededor de los contextos, retos y/o desafíos que presenta la movilidad humana, los desplazamientos forzados, la protección internacional y la protección a víctimas de Trata y Tráfico de Personas en la Región
  •   Fortalecer la coordinación e integración de esfuerzos regionales de la Red Eclesial Regional, para la acogida, protección, promoción e integración de las personas migrantes, refugiadas y víctimas de Trata de Personas
  •   Fortalecer y expandir la red humanitaria de asistencia, protección, información y detección de personas con necesidades de protección internacional en la Red Eclesial Regional en los países de Centro América y México, con enfoque en las principales rutas migratorias.
  •   Establecer estrategias y actividades concretas para responder a los retos y/o desafíos en la acogida, protección, promoción e integración de las personas migrantes, refugiadas y víctimas de Trata de Personas
Publicado en Encuentro y etiquetado , , , .