Comunicado

Comunicado – Pastoral de Movilidad Humana

El día de hoy 16 de Octubre del 2019 a las 9:20 am, en Km 170 de la carretera de Chiquimula a Zacapa, la División de Puertos, Aeropuertos, y Puestos Fronterizos de la Policía Nacional Civil de Guatemala -DIPAFRONT- en compañía de personal extranjero en un puesto de registro mantienen a un grupo de personas migrantes a
quienes se les solicitan datos.

Ante lo expuesto expresamos nuestra preocupación en los siguientes términos.

  1. La injerencia de personal extranjero (posiblemente de la embajada estadounidense, patrulla fronteriza) haciendo tareas de identificación de personas y posible control migratorio, presumiblemente a personas migrantes, en territorio Guatemalteco. Éstas tareas competen única y exclusivamente a las autoridades nacionales guatemaltecas. Con tales acciones se violenta nuestra soberanía e independencia nacional.
  2. Rechazamos tales acciones justificadas por el Ministerio de Gobernación como parte de un convenio para asesoría y entrenamiento a agentes de DIPAFRONT.
  3. Reprobamos que se limite la libre movilidad de personas centroamericanas de acuerdo al CA 4 suscrito por Honduras, Salvador, Nicaragua y Guatemala.
  4. La práctica de deportaciones grupales, inmediatas e ilegales por parte de cuerpos de seguridad sin competencia respecto a los procedimientos legales establecidos en Ley, que sólo compete a la Dirección General de Migración.
  5. La violación a los principios del acceso al territorio, acceso al procedimiento de asilo, y a la no devolución de aquellas personas con necesidades de protección.
  6. Ausencia de una instancia garante de derechos humanos que acompañe dichos registros o puestos de control, para evitar cualquier vulneración de derechos de las personas objeto de interrogatorio y registro.

Por último pedimos:

  • Al gobierno de Guatemala, explícitamente a Presidencia, Vicepresidencia, a la Autoridad Migratoria, al Ministerio de Gobernación y al Ministerio de Relaciones Exteriores, que no asuman acuerdos y convenios que vayan en detrimento de nuestra soberanía ante la injerencia extranjera, en acciones que competen única y exclusivamente a nuestras autoridades nacionales.
  • Al Procurador de Derechos Humanos, Organizaciones de Derechos Humanos y Sociedad Civil, mantengan una constante vigilancia sobre estas acciones implementadas en la ruta migratoria y una defensa para garantizar el respeto a las garantías, que leyes nacionales e internacionales, en materia de migración y refugio, establecen para las personas en situación de migración.

 

Pastoral de Movilidad Humana
Comisión Episcopal de Justicia y Solidaridad
Conferencia Episcopal de Guatemala