Migrantes

Situación de migrantes haitianos, africanos y cubanos en Choluteca, Honduras.

Publicada en

Aproximadamente 300 personas originarias de Haití, África y Cuba, (mayoritariamente haitianos) tienen ya más de 24 días hacinados en habitaciones que rentan en Choluteca, Honduras

Afirman que ya no tienen dinero. Les piden de 5 a 7 dólares por día a cada persona. Hay muchos que tienen menos de 18 años, Hay mujeres embarazadas. En una de las casas hay mujer a punto de dar a luz. Afirman que no le han querido recibir en el hospital porque no tiene residencia.

Afirman que ninguna organización se ha presentado, salvo una que fue a pedir el número total de personas, los nombres y datos de pasaportes. En un primer momento, mujeres abogadas que forman una red de defensoras de derechos humanos en Choluteca apoyaron a quienes fueron sacados se una vivienda a la calle.

Uno de ellos que habla muy bien el español afirma que presuntamente una persona de OIM les ofreció apoyo para retornarles a Haití vía aérea. Por las disposiciones de gobierno y por amenazas de vecinos no pueden salir a la calle ni para comprar alguna cosa. Se les ha dicho que esperen a que las fronteras se abran, pero también han sido amenazados con deportarlos a Nicaragua.

Sabemos y estamos seguros de que cientos de migrantes del caribe y de África cruzan Centroamérica, pues algunos países les otorgan visas humanitarias de tránsito o una sanción administrativa para abandonar el país. Nicaragua y Honduras piden en promedio 150 dólares por esos oficios de tránsito por persona. Tenemos copias de esos documentos.

Sucede ahora que por la crisis sanitaria, cientos de ellos han quedado varados en la región centroamericana. Algunos han sido deportados desde Honduras a Nicaragua. Aquellos miles de haitianos y africanos que han logrado entrar a México, los podemos ver en Tijuana y en Tapachula. Algunos de ellos bajo proceso de Asilo ante la COMAR y otros sólo esperando o “desesperando” el momento para continuar.

Los podemos ver también dentro de la estación migratoria Siglo XXI Tapachula, en donde, según haitianos que han estado detenidos hasta por 15 días, no reciben trato digno. El alimento muy escaso y están hacinados. Con la epidemia, las cosas para ellos se recrudecen. No cuentan con trabajo, vecinos no quieren rentarles viviendas, se les ve y se les teme y discrimina ahora no solo por su raza sino como sospechosos y potenciales portadores del tan mencionado virus.

Surgen varias preguntas ¿Qué hacer? ¿Si los funcionarios de Costa Rica, Nicaragua y Honduras saben que han entrado a su territorio nacional y además les han otorgado permisos o visas humanitarias de tránsito, ahora, con la epidemia, porque no responden mientras están varados? ¿Y los derechos humanos que están obligados a respetar?

Los derechos humanos ni desaparecen ni se pierden al cruzar las fronteras. Pedimos, exigimos ayuda humanitaria: alimentación, atención médica acceso a la salud y acceso a la justicia. Que el gobierno de Honduras responda inmediatamente y atienda a estas personas migrantes. Que ante la emergencia coordine y solicite ayuda necesaria a los organismos internacionales de cooperación.

Que solicite el apoyo a OIM, ACNUR, UNICEF y Organizaciones civiles para responder de forma urgente pues esto se ha tornado una crisis humanitaria. Que les visiten y verifiquen las condiciones en las que se encuentran.

Por otro lado, y no menos urgente, es momento para desmantelar redes de personas organizadas para el tráfico ilícito y la trata de personas a lo largo de la ruta migratoria. Ese es un negocio en donde se lucra de forma desvergonzada e inhumana.

Insistimos por un mayor compromiso político, ético y humano a quienes gobiernan, para que lo hagan de tal forma que sus ciudadanos no tengan que huir de la pobreza, miseria, falta de oportunidades, violencia a razón de la corrupción e impunidad.

Que la solidaridad entre los estados sea verdadera para evitar estas migraciones forzadas, terminar con el tráfico ilícito de personas, drogas y armas y la trata de personas. Abogamos por la dignidad y justicia a personas migrantes y refugiadas.

Iglesia, medios de comunicación, gobernantes, instituciones defensoras de derechos humanos (nacionales, regionales, interamericana, internacional) sociedad civil y personas de buena voluntad podamos humanizar y dignificar a las personas en situación de movilidad humana y respondamos ante estas tragedias.

Se trata de seres humanos. Se trata de nosotros. Se trata de todos.

Pbro. Juan Luis Carbajal, CS
Secretario Ejecutivo
Pastoral de Movilidad Humana.
Guatemala.

Fotografías.
Jóven Haitiano.
Choluteca, Honduras

 
Comunicado

Comunicado de la Conferencia Episcopal de Guatemala “Sometidos a la prueba, mantenemos la esperanza”

Publicada en

Les compartimos el Comunicado de los Obispos de la Conferencia Episcopal de Guatemala titulado: “Sometidos a la prueba, mantenemos la esperanza”. En este comunicado, los Obispos de Guatemala expresan su preocupación ante el número masivo de conciudadanos deportados desde Estados Unidos y México, junto con ciudadanos de Honduras especialmente.

(Click en el enlace de abajo para descargar el comunicado completo)

Comunicado de la CEG – Sometidos a la prueba

Migrantes

Centroamericanos deportados.

Publicada en

Ante la constante llegada de personas originarias de Honduras y algunas de el Salvador deportadas desde México, Guatemala hace su mejor esfuerzo para ofrecer ayuda humanitaria.

La Casa del Migrante en el Ceibo, ubicada en la Libertad, Petén, abrió sus puertas a petición de la alcaldía, para que éstas personas no duerman en la calle o en el monte.

La Casa del Migrante, perteneciente a la Iglesia Católica, específicamente al Vicariato Apostólico de Petén, Casa que forma parte de la red de la Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala, se ha ofrecido bajo ciertas condiciones.

Será la Municipalidad y el sector salud local que se harán responsables de la atención: alimentación, prevención, cuidado médico y monitoreo, mientras son trasladados a Honduras.

Como respuesta humanitaria en este momento crítico, se ha procedido de esta manera. Sabemos que los Estados de la región están dejando mucho que desear en el tema del respeto a principios humanitarios y de protección a las personas migrantes y sus familias.

Parece que es más fácil “zafar bulto” que hacer lo posible para que de forma coordinada y con eficaz corresponsabilidad y con un alto grado ético y humanitario los países de los Estados Unidos, México, Guatemala, Honduras y el Salvador, garanticen el acceso a la salud a las personas sin importar el estatus migratorio.

¿Por qué no invertir en la creación de zonas o cordones sanitarios para personas migrantes y refugiadas donde puedan estar bajo el monitoreo en tiempo de cuarentena? Ésto, antes de considerar como primera solución la detención masiva en centros migratorios, deportación, expulsión o repatriación sin las medidas dignas y seguras.

El Vicariato Apostólico del Petén, la Casa del Migrante y la Pastoral de Movilidad Humana se deslindan de toda responsabilidad en caso de alguna eventualidad de salud de alguna persona migrante dentro de la casa y durante el traslado al país de origen.

Reafirmamos nuestro compromiso cristiano y humanitario a favor de las personas migrantes y refugiadas e invitamos a diversas organizaciones sociales y de derechos humanos, así como a las comisiones, delegaciones o procuradurías de derechos humanos, a las organizaciones de cooperación internacional a apoyar a los Estados para que accionen a favor de los derechos personas en movilidad, dígase principalmente de la OIM (Organización Internacional de Migración) y agencias para refugiados y niñez).

Por el principio pro-persona y la fraternidad universal, la Pastoral de Movilidad Humana.


P. Juan Luis Carbajal Tejeda, cs.
Secretario Ejecutivo.
Pastoral de Movilidad Humana de Guatemala.

Abril, 12, 2020

Opinion

Jornaleros guatemaltecos “bajo contrato” temporal para corte de café en fincas de Honduras.

Publicada en

El pasado 7 de abril del presente año, varias personas originarias de los departamentos de Chiquimula, Zacapa y las Verapaces se encontraban en la frontera Agua Caliente. Guatemala – Honduras. Estas personas retornaban al país, luego de laborar bajo “contrato” temporal para corte de café en fincas de Honduras 

Algunas de ellas no sabían de las restricciones y de la situación de salud en Guatemala. Ante ausencia de transporte público se gestionó ante la subestación de la PNC permiso para que dos grupos pudieran llegar a sus lugares de origen. Siguen regresando a Guatemala otros grupos. ¿Quién monitorea su estado de salud?

El 50 % de ellos tienen menos de 18 años de edad. Cabe destacar que se “contratan” por 130 lempiras por jornada. Podemos ahora imaginar la situación económica que estas familias encuentran en sus lugares de origen, que tienen que emigrar para el sur por trabajo a un país como Honduras.

La preocupación que externaron fue ¿Cómo le vamos a hacer ahora para regresar y sobrevivir con lo poco que hemos ganado?. Pensemos que de lempiras tuvieron que cambiar a quetzales. Les quedan como 36 quetzales por día trabajado.

De nuevo un llamado al Ministerio de Trabajo para velar por los derechos de las personas migrantes y sus familias de acuerdo al convenio de 1990. Guatemala entonces exporta trabajadores a Canadá, Estados Unidos, México, Honduras y países de Europa.

Con el tema de COVID 19 las situación se complica. ¿Cuántas personas se encuentran en el extranjero bajo los programas temporales y en qué situaciones?

P. Juan Luis Carbajal Tejeda, CS.
Secretario Ejecutivo.
 Pastoral de Movilidad Humana.

Migrantes

Migrantes en la frontera.

Publicada en

El pasado 8 de abril, se intento dejar a varios migrantes en la frontera Cd. Hidalgo- Tecún. Posteriormente fueron llevados a Frontera El Carmén.

Esperamos que en este momento de emergencia sanitaria el gobierno de México y los demás gobiernos de la región, garanticen el derecho a la salud. (puedan identificar, referrir, poner en cuarentena y tratar a personas infectadas y/o con síntomas del COVID 19.

A pesar de existir un Memorandum de entendimiento entre los gobiernos de los Estados Unidos Mexicanos, de la República de El Salvador, de la República de Honduras y de la República de Nicaragua, para la repatriación digna, ordenada y segura de nacionales centroamericanos migrantes vía terrestre (5 de mayo de 2006); el gobierno de México ha tenido conducciónes vía terrestre deportando a personas guatemaltecas, hondureñas y salvadoreñas por fronteras de Huehuetenango, Quiché, Petén y otras de San Marcos.

Se viola así el memorandum y además las conducciones con personas deportadas no tienen nada de ordenadas, dignas ni seguras.

Pedimos a los Gobiernos de Estados Unidos, México y Centroamérica, garantizar el derecho a la salud y asistencia médica en este tiempo que nos aflige a todos. Que paren esas deportaciones arbitrarias que parecen más bien acciones para no asumir compromisos y responsabilidades.

Por otro lado, a los gobiernos de México y la región, pedimos unificar esfuerzos para una auténtica lucha contra el tráfico ilícito, la trata y también garantizar el derecho al acceso a la justicia.

“Lávarse las manos” aplica a cada individuo no a los gobiernos que quieren “zafar el bulto”. Es tiempo de humanidad, es tiempo de corresponsabilidad y del bien común universal.

Tengamos presente que es injusto criminalizar y culpar a las personas migrantes y refugiadas. Aquí hay un tema de Responsabilidad de los Estados y de los gobiernos

P. Juan Luis Carbajal, CS.
Secretario Ejecutivo.
Pastoral de Movilidad Humana de Guatemala