Articulo

Respuestas de un Santo ante la epidemia

 

 

¿Cómo afrontó San Carlos Borromeo la epidemia en su tiempo?

Hay varias pinturas de San Carlos Borromeo, entre ellas: San Carlos Borromeo de Borgianni, Carlos Borromeo de Giovanni Ambrogio Figino, el ingreso de San Carlos Borromeo a Milán de Filippo Abbiati, San Carlos Borromeo dando la comunión a las víctimas de la peste por Tanzio da Varallo, y la intercesión de San Carlos Borromeo ayudado por la Virgen del autor Johan Michel Rottmayr. Su vida y obras ha inspirado la creación de otras obras de arte como bultos, monumentos, y en su honor hasta Iglesias.

La imagen que encabeza estos párrafos corresponde a una fotografía tomada por mi persona a la pintura que se expone en el altar mayor de la Capilla de San Carlos Borromeo en la casa madre de los Misioneros de San Carlos Scalabrinianos en Piacenza, Italia.  El ángel enfundado la espada como signo del final de la epidemia que azotó Milán.

Ante la inminente llegada de la epidemia, también llamada “yersinia pestis” a la ciudad de Milán, las respuestas de un gran hombre no dejaron de percibirse.  Carlos Borromeo, hombre rico, poderoso, influyente; pero, sobre todo, como arzobispo y cardenal muy sensible y verdadero padre y pastor, que haciendo honor al escudo de la familia, se mostró humilde y cercano a su pueblo golpeado por la peste.

Sus respuestas fueron tan significativas que la historia y el arte lo hacen inolvidable y un ejemplo a seguir para nosotros que nos hacemos llamar misioneros y discípulos del Resucitado.

(Click en el enlace de abajo para leer el documento completo)

Respuesta de un Santo ante la epidemia – San Carlos Borromeo