Video

Monitoreo y protección a población migrante en Guatemala.

Publicada en

La Pastoral de Movilidad Humana con el Proyecto “Violencia y Migración en Centroamérica”, acoge y promueve acciones de transversalización, es decir, aplicar el proceso de valorar las implicaciones que tiene tanto para hombres y mujeres cualquier acción que se planifique, ya sea en la legislación, políticas o programas en todas las áreas y todos los niveles.

Este video muestra la naturaleza de los monitoreos de frontera, los cuales son realizados en el interior del país.

El video muestra también algunos testimonios de migrantes y datos importantes. Este trabajo corresponde a la primera fase de la Misión Internacional de Verificación, sobre situaciones y hallazgos en los puntos fronterizos y delegaciones migratorias de Guatemala.

Comunicado

Comunicado – Pastoral de Movilidad Humana de Guatemala

Publicada en

El Cardenal Álvaro Ramazzini y la Pastoral de Movilidad Humana de Guatemala de la Conferencia Episcopal de Guatemala se pronuncian ante la nueva oleada de personas migrantes de el Salvador y Honduras que se movilizan en caravana:

  • Se confirman las causas estructurales que motivan los desplazamientos forzados de miles de personas en la región. Miseria, pobreza e inseguridad se siguen evidenciando como principales motivaciones que obligan a tomar la dolorosa decisión de huir.
  • Esta estrategia de desplazamiento mixto en caravanas, se convierte en la válvula de escape ante la exacerbada situación socioeconómica en los países de la región y como una medida de protección ante personas organizadas para el crimen en la ruta migratoria.

Para leer el comunicado completo pueden dar click en aquí: Comunicado PMH 24-01-2020

 

Uncategorized

“No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles” (Hebreos 13:2)

Publicada en

El 29 de septiembre de 2019, con motivo de la 105ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, Papa Francisco inauguró la escultura de bronce y arcilla del artista canadiense Timothy Schmalz, Angels Unawares.

Antes de bendecirla, el Santo Padre explicó: “Esta escultura de bronce y arcilla representa a un grupo de migrantes de varias culturas y diferentes períodos históricos. Quería esta obra de arte aquí en la Plaza de San Pedro para que recordara a todos el desafío evangélico de la acogida”.

Comentario

DE ACUERDO: NO PERDAMOS EL ENFOQUE

Publicada en

Hasta el día 21 de Noviembre de 2019 en datos oficiales de la División de Operativos de la Dirección General de Migración -DGM- han sido deportadas vía aérea desde los Estados Unidos de América a Guatemala un total de 49,054 personas. 40,972 hombres adultos y 5,815 mujeres adultas.1,338 hombres con menos de 18 años de edad y 929 mujeres menores de 18 años de edad. No aparece monto de menores de 18 años deportados desde Estados Unidos bajo la calidad de no acompañados.

Vía terrestre desde México a Guatemala han sido deportadas un total de 43,398 personas al día 18 de noviembre del presente año. 22,235 hombres adultos y 6,915 mujeres adultas. 6, 915 hombres menores de 18 años acompañados y 4,820 mujeres menores de 18 años acompañadas.1,602 hombres menores de 18 años no acompañados y 521 mujeres menores de 18 años no acompañadas.

La llegada de una persona hondureña deportada desde  Estados Unidos bajo el acuerdo binacional ha sido la gran noticia y ocupa encabezados en los diarios. Pero que no nos distraigan de otras cosas igualmente preocupantes.

  1. Sabemos que entre las personas deportadas desde los Estados Unidos y México, en los números alarmantes que vemos, hay algunas a quienes no se les dio acceso a algún procedimiento de protección o al asilo humanitario a pesar de haberlo expresado. Lo mismo sucede con las deportaciones a Honduras y El Salvador.
  2. El plan “Quédate en México”, mientras las personas llevan el procedimiento de asilo en Estados Unidos, es lento y no garantiza la atención integral, causando desesperación, desgaste físico y emocional, además de los costos económicos cubiertos por los mismos solicitantes y la no garantía de abogado o abogada que acompañe en las citas ante juez.
  3. Las precarias situaciones que enfrentan las personas solicitantes en el sur de México, sobre todo quienes llegaron desde África, Haití, Cuba, Honduras, son denigrantes. Esos programas parecen responder a las mismas estrategias en la región para la contención de personas migrantes y evitar que lleguen a frontera México/Estados Unidos.
  4. La violación constante de los principios de la Convención de 1951, su protocolo de 1967 y no cumplimiento a lo contenido en otras iniciativas regionales como Cartagena y Cartagena +30.
  5. Hay muchos pendientes en los temas de integración y resarcimiento a comunidades retornadas desde México en Petén, Escuintla, Izabal, etc.
  6. El desalojo y desarraigo de comunidades en Petén e Izabal y otros departamentos, en donde asuntos de extracción y explotación de recursos se sobreponen a la seguridad ciudadana, la dignidad y el buen vivir de las personas.
  7. Para terminar, que no nos distraigan con el enfoque en el tema del acuerdo de asilo, mientras hay tantas otras realidades y acciones implementadas que violentan a las personas en situación en tránsito, desalojo, desplazamiento, trabajo laboral transnacional, deportación, repatriación, retorno “voluntario” y “asistido”, solicitantes, refugio y trata.
  8. También, en esta parte del mundo, vivimos una guerra férrea contra las personas en situación de movilidad humana. Se les violenta en los lugares de origen, se les violenta en el tránsito, se les violenta en el destino, en la detención, en los procesos de solicitud de asilo humanitario, y en la deportación y/o “retorno voluntario”.

Así, las personas en movilidad forzada terminan siendo las que no caben, las sin lugar, las no queridas, las usadas, las que estorban, en una palabra: en desecho.

Juan Luis Carbajal, cs

Secretario Ejecutivo
Pastoral de Movilidad Humana

Comunicado

Comunicado – Pastoral de Movilidad Humana

Publicada en

Guatemala de la Asunción. 15 de Noviembre del 2019

La Pastoral de Movilidad Humana a todos los medios de comunicación nacionales e internacionales, a las organizaciones civiles y eclesiales, a los vecinos de los departamentos de Petén y Guatemala. EL PAÍS DE GUATEMALA POR NINGÚN MOTIVO DEBE RATIFICAR E IMPLEMENTAR EL ACUERDO BINACIONAL CON LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA EN EL MARCO DE ASILO HUMANITARIO COMO TERCER PAÍS SEGURO.

Motivos:

  1. El sistema de asilo humanitario en Guatemala (si podemos decir que hay) está fallido, no funciona.
  2. Ante la existencia de más de 800 personas solicitantes y refugiadas, el Estado de Guatemala se ha mostrado ajeno, indiferente, sin voluntad política, sin estructuras funcionales para recibir, atender e insertar a la vida social y comunitarias a personas que huyen de sus países (Nicaragua, Honduras y El Salvador) a causa de la violencia en todas sus formas.
  3. Es un hecho el factor de la desinformación, la falta de consenso y claridad para la debida transición con el nuevo gobierno electo quienes han confirmado el hermetismo existente en torno a dicho acuerdo.
  4. Es innegable el interés, la presión y amenaza del Sr. Presidente de los Estados Unidos para que los países de esta región se conviertan en terceros países seguros. Recordemos que estamos en la región mas violenta en tiempo de no guerra. Todo esto es una estrategia para externalizar la frontera de Estados Unidos, negar el acceso al territorio y al procedimiento del asilo humanitario.
  5. Ante la posibilidad de convertir a Petén en lugar de recepción de los vuelos llegados desde los Estados Unidos al Aeropuerto Mundo Maya, decimos que, en el momento presente, existen comunidades de retornados de los 80s que todavía no han sido integrados, que hay varias comunidades desalojadas en la Laguna del Tigre y en zona fronteriza con México en condiciones infrahumanas que necesitan urgentemente respuestas de parte de gobernación de Petén y del Gobierno de la República de Guatemala.
  6. Petén no solo se convertiría en lugar de recepción de los vuelos sino en vecindad para los posibles cientos de solicitantes de protección ante los Estados Unidos y devueltos a Guatemala. PETÉN no tiene la capacidad ni las estructuras en este momento, para acoger, proteger e integrar a personas solicitantes y refugiadas.
  7. Existe una alta posibilidad de que, al implementar el acuerdo arriba mencionado, las personas devueltas, al ver la incapacidad para ser atendidas, protegidas e integradas, se desesperen, abandonen el procedimiento, e intenten regresar a los ambientes hostiles y violentos que las expulsaron, siendo así que la situación de desprotección no cambiará y seguirán tan vulnerables y hasta más que antes de salir de su país de origen.
  8. Ante la situación política, la situación humanitaria ha de ser visualizada como una emergencia y una prioridad. Más que un acuerdo político con ganancias políticas se enfatice una visión que ponga en el centro a las personas migrantes y refugiadas y no se escatimen recursos, medidas integrales, eficaces y duraderas que garanticen el pleno respeto de los derechos humanos y dignidad de personas en situación de movilidad humana forzada.
  9. Urgen posiciones claras por parte de las iglesias, universidades e investigadores, organizaciones civiles en Guatemala y Estados Unidos y medios de comunicación para evitar la vulneración de personas deportadas, desalojadas, desplazadas, solicitantes y refugiadas; y en este momento, evitar la ratificación e implementación del acuerdo binacional entre Guatemala y Los Estados Unidos de América en materia de solicitantes y refugiados.
  10. Finalmente, reiteramos nuestro desacuerdo, hacemos un llamado a la reconsideración y a la no ratificación e implementación de dicho acuerdo.

Pastoral de Movilidad Humana

Comisión Episcopal de Justicia y Solidaridad – CEJUSOL

Conferencia Episcopal de Guatemala